Comer en los barrios de Madragoa y de Lapa

Picanha-Janelas-1

Al oeste, en torno a la embajada de Francia y del museo de Arte Antiga, podéis escoger entre varios restaurantes pequeños si decidís hacer un alto en el camino y reponer fuerzas.

1º. Varina da Madragoa (Rua das Madres, 34-36):

 Se encuentra en una callejuela muy animada de Madragoa. Cierra los lunes y la segunda quincena de agosto. Una comida sale por unos 15 euros. La decoración es antigua y acogedora. Cuenta con una cocina tradicional. Se trata de un lugar agradable para cenar y salir luego a descubrir la noche lisboeta.

2º. Tasca do Parpagio (Rua do Joao Penha, 32):

Permanece abierta entre las 8.00 y las 22.00 horas, excepto los domingos. Es un tasca típica con azulejos en las paredes, tapas en el mostrador y jamones colgados del techo, sin olvidar el papagaio en un rincón. Apropiado para comer algo en la barra o en la pequeña sala trasera, donde sirven platos del día baratos.

3º. Restaurante A Travessa (Travessa do Convento das Bernardas, 12):

Permanece abierto todas las noches, excepto los domingos. Comer a la carta sale por unos 25 euros, sin bebidas. Los sábados preparan solo mejillones. Presenta platos clásicos portugueses en clave belga. La raya a la mantequilla requemada o el arroz con rape son deliciosos. Como postre destaca el pan de oro, elaborado con huevos, una de las sabrosas especialidades portuguesas. Cuenta  con una excelente carta de vinos, a precios correctos.

4º. Picanha  (Rua das Janelas Verdes, 96):

Está abierto todos los días hasta la medianoche, salvo los sábados y los domingos al mediodía. El menu al mediodía cuesta unos 8 euros;  a la carta vale unos 20 euros. Destaca su vigorosa cocina y, en especial, la picanha, el plato estrella de la casa, que es una mezcla de carne de ternera asada, arroz blanco, ensalada y alubias negras. Su clientela es selecta y distendida.

Foto vía Go Lisbon

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *