Conducir en Lisboa

coches lisboa

Utilizar un coche para moverse por el concurrido centro de Lisboa puede resulta desalentador. No es fácil encontrar el camino correcto en el complejo trazado de calles, y los atascos no ayudan. Tampoco es fácil encontrar aparcamiento.

Las rotondas grandes tienen semáforos; en las que no los tienen, los coches que circulan dentro de la rotonda tienen prioridad. En el resto de intersecciones, a menos que haya señales o semáforos que indiquen lo contrario, tiene prioridad el tráfico que venga por la derecha.

Si es necesario conducir por Lisboa, conviene evitar las horas punta(8.00-10.00 horas y las 17.30-20.00 horas). Es mucho más fácil conducir en fin de semana. Además, hay que tener cuidado con los peatones pues los cruces no están bien señalizados.

En las calles del centro de Lisboa hay relativamente pocas plazas de aparcamiento y casi siempre hay que pagar en los parquímetros.  Estas plazas se señalizan con una P con una mano y una moneda. Los tickets se compran en máquina situadas en la acera; La tarifa es barata y solo se aplica de 8.00 a 20.00 horas de lunes a viernes.

Por otro lado, los numerosos aparcamientos subterráneos son una opción más segura y para estancias largas. Están indicados por señales azules con una P blanca y normalmente muestran si hay plazas o no por medio de una luz roja (completo) o verde (livre). Son más caros que aparcar en la calle.

Si se quiere alquilar un coche gran parte de las principales compañías de alquiler de cohces tienen oficinas en el vestíbulo de llegadas del aeropuerto. Para alquilar un coche se debe tener carné de concudir. Si no se dispone de un carné de conducir de un país de la Unión Europea se necesita un carné de conducir internacional.

Por último, la gasolina es bastante cara en Portugal. Hay varias gasolineras en el centro de Lisboa, algunas abiertas las 24 horas. Aceptan las principales tarjetas de crédito.

Foto vía Wikipedia.org

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *