Desde la ribera hacia el norte de Lisboa en un día

Esta monumental área central acoge las elegantes calles del siglo XVIII de la Baixa, las plazas principales y las avenidas del siglo XIX que acercan al mejor museo de Lisboa, el Museo Calouste Gulbenkian.

A las 9.00 de la mañana, se arracna el recorrido en la Praca do Comercio paseando por los soportales antes de pasar bajo el Arco del Triunfo que lleva a la Rua Augusta. Recorra este entramado de calles antes de dirigirse a la Rua do Ouro y tomar el Elevador de Santa Justa hasta Largo do Carmo y disfrutar de las magníficas vistas de la ciudad y del río Tajo.

Luego, se puede pasear hacia Rua Garrett y tomar un café en el histórico Café A Brasileira antes de visitar el Museu do Chiado, el Museu Arqueológico do Carmo o darse el placer de ir de comprar.

Al mediodía, se baja por la Rua do Carmo hacia el Rossio hasta los cruces de calles del casco antiguo, donde se agolpan cafés y gente. Las otras plazas principales, la Praca da Figueira y Restauradores, quedan muy cerca.

Hay muchas opciones para comer en la Rua das Portas de Santo Antäo y las calles de los alrededores que se extienden hacia el norte detrás del Rossio. Después de comer se necesita una media hora par llegar al Museu Caloustre Gulbenkian. Allí hay que dedicar dos hora para apreciar los tesoros y las maravillas que contiene esta magnífica colección.

A media tarde, una buena opción es relajarse en los preciosos jardines del museo, contemplando los estanques y la vegetación, o bien dirigirse hacia los parques o parterres del Parque Eduardo VII.

Sobre las 18.00 horas es buena hora para unirse a las multitudes que se concentran en el Rossio y tomar un té o un café en el Café Suica o en el Café Nicola.

Por útimo, para cenar podemos elegir cualquier restaurante de la zona. Después lo mejor es volver a la Baixa y disfrutar del ambiente nocturno en unas calles llenas de elegancia histórica. Se puede redondear el día tomando la última copa en el Café Martinho da Arcada en la Praca do Comercio.

Foto vía Blog RosaVientos

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *