Dos cementerios de Lisboa

Cementerio dos Prazeres

Cruzando el Jardim da Estela y saliendo de la plazoleta donde se yergue el monumento al navegante Pedro Alvares cabral, se puede girar hacia la izquierda y entrar en la rua de Sao Jorge, donde tiene su entrada el Cementerio dos Ingleses de Lisboa.  Normalmenet está cerrado, salvo cuando se celebran funciones en la iglesia anglicana.

Su fachada está constituida por una sencilla portada con el escudo británico. Este camposanto es hoy en día el más antiguo de la capital de Portugal, y en él tienen lugar desde el año 1725 los enterramientos  de los subditos británicos de religión anglicana afincados en la ciudad (el resto junt a los católicos portugueses y de otras nacionalidades, eran sepultados en las iglesias o en terrenos cercanos a ellas). En su recinto, dotado de cierta atmósfera romántica, sobresale la tumba del novelista Henry Fielding, autor de la famosa novela “Tom Jones”, y muerto en estos lares en 1754.

Bordeando por la derecha el muro del cementerio dos Ingleses, desde su remate puede hacerse un corto desvío, a mano izquierda, por la rectilinea rua Saraiva  de Carvalho (la recorre el tranvía número 28).

Tras dejar atrás la iglesia do Santo Condestável, nos encontramos con la plaza desde la que se accede al principal cementerio de Lisboa, el Cementerio dos Prazeres, situado en el barrio del Campo de Ourique, al borde de una colina que desciende hacia el valle de Alcántara.

Construido en 1833, la puerta de este cementerio es una excelente obra de Domingos Parente e Silva. Entre su amplio conjunto de blancos mausoleos, en los que descansan tantos prohombres de la patria, escritores y artistas, merecen ser destacados algunos, por ejemplo del neogótico de Oliveira Martins, el de Antonio Augusto de Aguiar, el de los vizcondes de Faro e Oliveira, el del múscio Guillerhme Cossoul, etc.

Foto vía Oriente Eterno

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *