El Cabo Espichel, una joya cercana a Lisboa

Cabo Espichel

El Cabo Espichel es un majestuoso cabo en la costa atlántica de Portugal, al oeste de la bella ciudad de Sesimbra; se encuentra a 49 kilómetros de Lisboa por lo que se puede visitar en el día y regresar a la capital de Portugal.

El cabo es el punto más meridional de la desembocadura del río Tajo. Muchos turistas llegan a este lugar debido a las magníficas vistas que se contemplan desde sus acantilados hacia el océano Atlántico. Un sitio que atrapa, enamora y engancha de principio a fin.

En este sitio se encuentra un faro, levantado en 1790, y el Santuario de Nuestra Señora del Cabo Espichel, una de las mayores devociones de la Virgen en las proximidades de Lisboa, que tiene más de 700 años.

Los altos acantilados caen en picado hacia el mar en este promontorio barriod por los vientos. Los romanos lo llamaron Promontorium Barbaricum por su peligrosa ubicación, y un faro advierte a los marineros contra los traidores arrecifes submarinos.

Esta solitaria franja de tierra ofrece bellas vistas del océano Atlántico y de la costa lusa, pero hay que tener cuidado con los golpes de viento pues pueden jugar una mala pasada al turista.

En este sitio desolado se levanta el impresionante Santuario de Nuestra Señora del Cabo Espichel, una iglesia de finales del siglo XVII que da la espalda al mar. A ambos lados de la iglesia se levantan numerosos albergues y hospederías.

En el templo hay varias pinturas barrocas, exvotos y frescos en las bóvedas. Detrás de la iglesia se alza una capilla decorada con azulejos de escenas de pesca.

El lugar se convirtió en popular punto de peregrinación en el siglo XII, cuando un vecino tuvo una visión en la que la Virgen emergía del mar montada sober una mula. Según la leyenda, los pies de la mula quedaron impresos en la roca.

Foto vía Entre lazos y vestidos

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *