El Museo Nacional de Arte Antiguo

El Museo Nacional de Arte Antiguo se halla en la rua das Janelas Verdes, si bien la entrada principal es por el pórtico, arriba de las escaleras.  Se ubica en un palacio del siglo XVII erigido para los condes de Alvor. Este edificio también se conoce como Palacio de Alvor-Pombal. En 1770, el marqués de Pombal lo adquirió  fijando la residencia familiar durante más de un siglo.

El museo se inauguró en 1884. En 1940, se construyó un anexo que incluye la actual fachada principal. Este anexo ocupa el lugar en el que se situaba el convento carmelita de Santo Alberto, que fue derruido por el Terremoto de 1755. La única parte que permaneció fue la capilla, hoy en día integrada en el conjunto.

Este museo reúne una colección europea única de tellas, algunas con motivos de viajes, una magnífica colección de artes decorativas y, por supuesto, la colección más completa de arte portugués.

Podremos ver muchas obras maestras, sobre todo, de los primitivos portugueses, al lado de Gerard David, Velázquez, Durero, Holbein, Harnero Dyck, Bruegel el joven, Zurbarán, Hans Memling, El Bosco, Ribera y Poussin. Además, la colecci´no de arte religioso es muy importante, pues en 1834 todas las órdenes religiosas fueron expulsados de Portugal y sus bienes confiscados. La obra maestra es la asombrosa pintura de La Adoración de San Vicente, obra de Nuco Gonçalves en 1460. Se trata del primer retrato colectivo de la historia del arte europeo.

En la parte moderna del museo, los aficionados a la orfebrería religiosa e insólita disfrutarán de la preciosa custodia (destinada a exponer la Hostia) encargada por Manuel I, donde la rica ornamentación simboliza el mundo celese, y en la base el mundo terreno. Además, la sección más interesante es la de arte indo-portugues (objetos y muebles de Goa, La India) y más aún el arte namba, resultado del asombroso encuentro entre Japón y Portugal.

Por último, el museo abre los martes desde las 14.00 a los 18.00 horas y de miércoles a domingos  desde las 10.00 a las 18.00 horas. Cierra lunes y festivos. La entrada cuesta cinco euros, si bien hay varios descuentos. Resulta gratuito para los menores de 14 años, para los que cuentan con la Lisboa Card y los domingos de 10.00 a 14.00 horas.

Foto vía Ask me Lisboa

 

 

 

1 ComentarioDejar un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *