El Oceanário de Lisboa

El Oceanário de Lisboa se encuentra en pleno Parque de las Naciones. Abre todos los días desde las 10.00 a las 20.00 horas (19.00 horas en invierno). La entrada general cuesta 16 euros, si bien hay descuentos para familias, niños, ancianos y con la Lisboa Card.

Instalado sobre el agua, en el antiguo estanque de los Olivais, este gigantesco navío imaginario, con tejado de cristal ondulado que sugiere el movimiento de las aguas, fue concebido por el arquitecto estadounidense Peter Chermayeff. El Oceanário de Lisboa es, sin duda alguna, el intento más audza y logrado de la Expo de 1998.

En el estanque central, que contiene el equivalente de cuatro piscinas olímpicas, nadan peces de alta mar como tiburones, rayas gigantes, tortugas, etc. De pronto, pasa un enorme “pez luna”, una especie que procede de la noche de los tiempos, y provoca escalofríos hasta en el más aguerrido de los visitantes.

Los dos pisos del complejo cuentan con cristaleras abovedadas que permiten un visión de 180 grados. Otros cuatro acuarios, recrean la fauna de las cuatro regiones oceánicas del planeta, relacionando en dos niveles el espacio terreste y aéreo con el medio marino correspondiente.

De esta forma, el visitante puede pasar del Atlántico de las Azores, con su su formidable diversidad natural, a la costa rocosa del Pacífico, donde las nutrias marinas Amalia y Eusebio, las estrellas indiscutibles de esta casa, nadan entre bosques de algas kelp, o darse una vuelta por el oceáno Indico y sus arrecifes coralinos, animados por peces multicolores, sin olvidar el Antártico, sus paisajes helados y sus muy entrañables pingüinos de los cuales podemos hasta conocer sus nombres.

Por otro lado, si prestáis atención a una especie de banco de audios, os podréis familiarizar con los sonidos emitidos por ciertas especies marinas. Y un poco más adelante, conoceréis algo más sobre algunos animales que han precidido al ser humano en la Tierra, como esos megalodones, una especie de tiburón que podía alcanzar los 16 metros de largo.

En total, se podrán observar más de 15.000 especies que dan vida a lo que se ha convertido en uno de los lugares más visitados de Lisboa. Se ve mejor a primera hora de la mañana cuando la masa todavía no ha abarrotado el recinto.

Foto vía Lisboando

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *