La Basílica da Estrela

La Basílica da Estrela está situada en la Praca da Estrela. Se puede visitar todos los días (grupos solo con cita previa) entre las 7.45 y las 20.00 horas.  Su nombre oficial es Basílica del Sagrado Corazón de Jesús, advocación a la cual está dedicado el templo.

En la segunda mitad del siglo XVIII, María I, hija de José I, hizo la promesa de construir una iglesia si concebía un hijo que heredase la corona de Portugal. Su deseo le fue concedido y la basílica comenzó a levantarse en 1779. Sin embargo, su hijo José murió de viruela dos antes que estuviera terminada en 1790.

Esta gran basílica,  en la colina situada al oeste de la ciudad, es uno de los puntos de referencia obligados en Lisboa. Se halla visible desde casi cualquier punto en la distancia. Una versión más sencilla fue edificada en Mafra por los arquitectos de la escuela de Mafra en estilos barroco tardío y neoclásico.

La fachada de la basílica da Estrela está flanqueda por campanarios gemelos y adornada con esculturas de santos y figuras alegóricas. Por otro lado, el espacioso interior, iluminada por la cúpula, está decorado con mármol gris, rosa y amarillo, e infunde respeutoso temor una vez uno entra en este templo católico de la capital de Porgugal. Ao mismo, varias pinturas del  artista Pompep Batoni adornan el interior.

La elaborada tumba estilo imperio de la reina María I, que murió en Brasil, se encuentra en el transepto de la derecha. En una habitación próxima se halla la extraordinaria escena de la Natividad de Machado de Castro, compuesta por unas 500 figuras de corcho y terracota. Para verla, hay que hablar con el sacristán.

En definitiva, una iglesia que hay que contemplar su belleza exterior y luego entrar en ella para imbuirse de su particular atmósfera.

Foto vía Wikimapia.org

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *