Momentos inolvidables en Lisboa

En Lisboa, el turista puede disfrutar de varios momentos inolvidables. En este caso, os voy a dejar una serie de esos instantes del viaje a la capital lusa que no olvidaremos.

1º. El barrio de la Alfama:

Ver como los tejados de este barrio cambian de color, al igual que el río Tajo, desde el mirador  de Santa Luzia mientras se espera la llegada de la noche.

2º. El desayuno:

Tomar el desayuno en la barra de uno de los numerosos cafés donde, desde muy temprano, por la mañana, se dan cita, los lisboetas (un buen café, un zumo de naranaja y un pastel) y observar como pasa la vida alrededor.

3º. El aperitivo:

Encontrarse a la hora del aperitivo para tomar una ginjinha, a dos pasos del barrio de Rossio, junto a la clientela habitual, y saborear cada sorbo antes de arrojar discretamente los huesos de las guindas a la alcantarilla.

4º. Un paseo por las proximidades del río Tajo:

Dar una vuelta en bicicleta cerca del TAjo para cambiar de aires, seguido de un paseo por l’Estufa Fria, el invernadero del parque Eduardo VII, un verdadero oasis de frescor en la capital portuguesa.

5º. El Bairro Alto:

Recorrer esta barrio cuando salen los noctámbulo y los bares rebosan de gente hasta la calle, donde se habla de todo en tanto se toma un vino o una cerveza.

6º. Bélem:

Pasar una mañana de domingo de forma tranquila en Bélem. Corre, soñar, hablar, pasear, visitar a nuestro ritmo un barrio especial que no conoce la apatía de los domingos.

7º. El pescado:

Comer pescado a la parrilla en una tasca, en el corazón de Alfama, esperando la hora del fado en un lugar auténtico, recomendado por los habitantes de este barrio.

8º. Las Docas:

Ver la salida del sol en Las Docas, detrás de los pilares del uente del 25 de Abril, después de una noche de fiesta.

Foto vía Easy Viajar

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *