Tag - iglesias en lisboa

La iglesia y el Museo de Sao Roque

En el Barrio de la Baixa, existen numerosos lugares para visitar durante un viaje a la capital de Portugal. En esta ocasión, vamos a conocer la iglesia y el Museo de Sao Roque.

La iglesia de Sao Roque se puede visitar de martes a domingo, entre las 9.00 y las 17.00 horas. Esta iglesia, construida por la Compañía de Jesús, fue realizada por A. Álvares em 1574, partiendo de un diseño de Filppo Terzzi. Se trata de uno de los mejores ejemplos de la arquitectura manierista portuguesa.

iglesia de sao roqueEl interior de este templo católico posee una hermosa ornamentación compuestas por las diferentes corrientes dominantes entre los siglos XVII-XVIII.  Sobresale el retablo de la capilla mayor, uno de los más singulares del arte jesuítico, realizado por S. Rodrigues.

Seguir leyendo

Un paseo por la Lisboa de los siglos XVI y XVII a través de once iglesias

iglesia de sao nicolau

Conocer la Lisboa de los siglos XVI y XVII a través de once de sus iglesias se puede conseguir completando dos rutas o “itinerarios de la fe” que brindan una singular perspectiva arquitectónica, pictórica e espiritual de la capital lusa.

Los recorridos por las iglesias lisboetas reflejan una convulsa época de la ciudad, la de su gran esplendor en los siglos XVI y XVII, y la de su reconstrucción tras el trágico terremoto que destruyó Lisboa en 1755.

La influencia de los Jesuitas se ve claramante en las rutas de las iglesias, en una época en la que Portugal era uno de los principales motores comerciales del mundo merced a  sus notables posesiones ultramar.

Seguir leyendo

La iglesia de Santa Cruz do Castelo

la iglesia de Santa Cruz do Castelo

En Largo de Santa Cruz do Castelo, se encuentra la iglesia de Santa Cruz do Castelo, cuya primera edificación fue coetánea de la reconquista de Lisboa, en el año 1147. El edificio actual fue reconstruido en 1776, tras el terremoto que tuvo lugar en 1775.

Parroquia de una zona surgida al amparo de las saeteras y garitas del Castelo de Sao Jorge, junto con su plaza aledaña constituye el centro de uno de los más curiosos barrios lisboetas, caracterizado por sus portales góticos, sus casas del siglo XVII y sus calles irregulares y silenciosas propias de un pequeño burgo medieval.

Seguir leyendo

La iglesia de Santo Estevao

iglesia santo estevao

La iglesia de Santo Estevao presenta una fachada de líneas simples, fechada en 1773, dividida en cinco paños por pilastras; los tres centrales se adelantan un poco y son coronados por un sencillo frontón, colocado sobre un friso; en el lateral derecho se levanta una esbelta torre-campanario.

En los paños centrales se abren tres puertas, la central de mayor tamaño, decoradas con diferentes frontones. Sobre ellas se abren, primero, unas pequeñas ventanas y, más arriba, grandes ventanales rematados por cornisas, la central quebrada.

La primera iglesia en honor a San Esteban fue fundada por Dom Dinis. Posteriormente se elevó otro templo que fue reconstruido tras el terremoto y restaurado en el siglo XIX.

Seguir leyendo

La iglesia de San Antonio

Igreja_Antonio_lisbon

Portugal es un país católico y como tal en su capital existen numerosas iglesias. Entre ellas, podemos visitar la iglesia de San Antonio que se encuentra en el barrio de Alfama, concretamente, en Largo Santo Antonio da Sé. Se puede visitar su interior todos los días entre las 8.00 y las 19.00 horas.

La pequeña iglesia de San Antonio está emplazada en el lugar donde se cree que nació el santo. La bonita cripta, a la que se llega por una singular sacristía, adornada con típicos azulejos, es todo lo que queda del edificio original destruido por el conocido terremoto acontecido en Lisboa en el año 1755.

Seguir leyendo

La iglesia de la Memoria

iglesia de la memoria

En el barrio de la Ajuda se encuentra ubicada la iglesia de la Memoria, en portugués Largo da Memoria. Este templo católico se halla abierto todos los días entre las 15.00 y las 19.00 horas; y los domingos y los festivos entre las 9.00 y las 12.00 horas.

Esta iglesia fue construida por deseo del rey Dom José I al salir casi ileso del atentado que sufrió en 1758, cuando, según parece, regresaba de unas de sus entrevistas amorosas con la marquesa de Távora.

Como consecuencia de este atentado y aunque nunca quedó demostrada su participación en él, cinco miembros de la familia de los Távora, entre ellos el duque de Aveiro, fueron ejecutados, sus bienes expropiados y sembrada de sal su casa solariega, como todavía recuerda un pilar de piedra ceñido por cinco anilos, en el lugar en que se encontraba el palacio, al final de la calcada do Galvao, cerca del monasterio de los Jerónimos.

Seguir leyendo