El Intendente, un singular barrio de Lisboa

barrio de intendente

Desde el siglo XVI, Intendente fue un distrito de paso, de conexión entre las huertas, fábricas y granjas de las afueras de Lisboa y los mercados, mercerías y almacenes que abastecían las necesidades intramuros.

La progresiva integración en Lisboa provocó que sus edificios se modernizasen y que la vida capitalina se ampliase. En 1966 se inauguró la estación de metro de Intendente y en 1982 finalizaron los trabajos de revestimiento azulejar de Maria Keil que todavía cubren las paredes de la estación.

Después, el barrio empezó a acumular signos de marginalidad: prostitución, droga, delincuencia, desempleo… Se dice que la policía tenía miedo de entrar en ciertas zonas y, ante la indefensión de los vecinos, hay quien especuló con la creación de milicias populares. Aconsejados por turoperadores y taxistas, los turistas pasaban de largo al caer la noche. Pero todo ello, ha cambiado ahora y el barrio se puede visitar y fijarse en los siguientes lugares.

1º.  El despacho del alcalde:

Cuando el actual alcalde lisboeta, António Costa, trasladó su despacho al Largo do Intendente, ocupando una antigua fábrica de cerámicas, la Viúva Lamego, el barrio empezó a remontar. Fue el primer hito de un intenso rescate municipal en edificios, plazas, calles y callejones.  La antigua fábrica Viúva Lamego ya no es sede municipal, pero sigue abierta al público con visitas guiadas.

2º.  Retrox:

 Retrox Vintage Shop es una tienda ubicada  en la Rua dos Anjos.  Se trata de una tienda parecida  a la que se podría encontrar  en el Brick Lane londinense o en el madrileño barrio de La Latina. Libros, decoración, películas antiguas y diversas propuestas y artículos vintage se pueden comprar en esta tienda.

3º. La cafetería O Das Joanas:

Justo frente a la Viúva Lamego, la cafetería O Das Joanas buscar  ser un punto de encuentro entre diferentes culturas. Así, presenta varias propuestas culinarias, influenciada por la gran diversidad étnica del barrio. Un sitio ideal para comer de todo y muy variado.

4º. La Feira das Almas:

La Feira das Almas es  un mercadillo que una vez al mes aglutina a decenas de jóvenes alrededor de su género vintage. Un sito que gustará y sorprenderá a los turistas.

5º. La Casa Independente:

Se trata de otros de los hitos artísticos del barrio, alojado en un viejo palacete del siglo XIX que conserva en su interior ese misterio de las casas antiguas de pasado enigmático, con techos altos y habitaciones repletas de espacios vacíos.  Destacan la decoración vintage, el gran Salón del Tigre  y una cafetería con terraza que alberguen  conciertos, charlas/debate, sesiones de Dj’s y talleres.

Foto vía Identi Buzz

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *